domingo, 24 de noviembre de 2013

¿Con qué escribía Miguel?

La semana pasada, además de ir a visitar la casa-museo de Miguel Hernández (en la que vivió cuando era pequeño), también aprendimos que para escribir utilizaba... ¡¡UNA MÁQUINA DE ESCRIBIR!!

Al principio nos resultó un poco extraño porque muchos de nosotros nunca habíamos visto una Máquina de escribir, pero la seño nos contó que antes de que la gente tuviera ordenadores en sus casas, lo que tenían era máquinas de escribir. Así que para que viésemos como eran nos enseñó esta foto...


En ella vimos que había un teclado parecido al del ordenador con todas las letras del abecedario, y nos contó que había que pulsar fuerte en las letras para que estas se marcasen con tinta en la hoja.

Pero claro, antes de escribir sus poesías con la máquina de escribir, se sentaba de bajo de su querida higuera con un cuaderno y una pluma para escribir...



Así que, después de conocer este dato tan importante para nosotros hicimos esta ficha para que no se nos olvidase...




En ella teníamos que completar la frase: MIGUEL UTILIZABA LA "MÁQUINA" DE ESCRIBIR PARA ESCRIBIR SUS "POESIAS". Y además, nos dimos cuenta de que en la máquina de nuestra ficha habían desaparecido todas las letras del teclado, así que para poder escribir teníamos que volver a ponerle las letras...

Pues bien, después de descubrir que teníamos que hacer en la ficha hicimos entre todos el modelo en la pizarra con la ayuda de algunos voluntarios...

Primero recordamos que la primera palabra que había desaparecido era MÁQUINA, así que la palmeamos para contar cuantas sílabas tenía y PAULA salió a escribirla en la pizarra.


A continuación, hicimos lo mismo con la segunda palabra desaparecida... POESIAS y CLARA salió a escribirla en la pizarra.


¡¡Las dos lo hicieron genial!! ^^. Y por último, recordamos que en los huecos de las teclas teníamos que escribir las letras del abecedario (las que nosotros quisiéramos pero sin repetir ninguna...).


Después de eso ya sólo quedaría repasar las palabras y las letras con los rotus y pintar la máquina de escribir.


Pues bien, una vez explicado y hecho el modelo en la pizarra volvimos a nuestros sitios y todo el mundo se puso a trabajar como ya sabemos hacer (bien sentados y en silencio...).

Primero con el lápiz escribimos el nombre, la fecha, las palabras que habían desaparecido y las letras del teclado de la máquina... ¡¡Mirad que concentrados!!








Después, repasamos por los rotus...









Y finalmente, pintamos con los lápices de colores... Despacito y sin salirnos...










Y estos han sido los resultados. ¡¡Mirad que chulas han quedado las máquinas!! ;-)










No hay comentarios:

Publicar un comentario